De acuerdo con el Daily NK, varios funcionarios del régimen en el condado de Pakchon reunieron cerca de 40 perros (720 kilogramos), para ser distribuidos en los diferentes restaurantes de la capital norcoreana.

“Las autoridades han ordenado que los empleados públicos de varias zonas del país compren la mayoría de canes posibles, que pesen 15 kilos o más, y los envíen con urgencia a Pyongyang”, indicó el informativo.

El portal de noticias, que fue el primer medio en publicar los supuestos problemas de salud de Kim Jong-un, también señaló que los precios de la carne de perro se han disparado en los últimos días debido a la escasez de comida en Corea del Norte.

A pesar de que han adquirido varios de estos animales en distintos condados de esa nación, el Daily NK enfatizó que el régimen no los está comprando con dinero en efectivo, sino con bonos alimentarios.

“Los funcionarios del partido oficialista les prometieron a los dueños de los perros que les pagarían con un certificado, que les garantiza un abastecimiento de arroz o aceite [de cocina], hecho en China, antes del 10 de octubre”, agregó este mismo medio.

El informativo asiático, por último, aseguró que esta situación tiene bastante preocupado a Kim Jong-un. Incluso, indicó que el controvertido líder político no ha podido dormir producto de la angustia.