“Hacemos un llamado urgente a las autoridades colombianas para que todas esas medidas que han anunciado a través de la Cancillería, los medios de comunicación y los consulados se hagan concretas, que sean reales. Necesitamos recursos para poder aguantar, para pagar hospedaje y alimentación urgente”, dice Álvarez en un video difundido por Semana.com, en el cual la pareja muestra cómo está sobrellevando su cuarentena en el país asiático, exactamente en la ciudad de Chiang Mai.

Los colombianos se quejan de que no les ha llegado un peso del Gobierno, a pesar de que hace 3 semanas se firmó un decreto el cual destinaba fondos para los colombianos varados alrededor del mundo por causa del COVID-19.

“Hasta ahora no hemos recibido ni un centavo, ya muchos estamos en una situación muy crítica y por eso hacemos un llamado al Gobierno para que se ponga la mano en el corazón y no nos deje abandonados”, dice por su parte al mismo medio Ruíz.

Los novios contaron a Semana que están quedándose en un hotel, pero que no tienen acceso a la cocina, por lo que todos los días deben salir a comprar algo de alimentos y al restaurante de una mujer que todos los días les cocina lo mismo: arroz frito y Pad thai.

Lo que más temen estos colombianos es contagiarse de COVID-19, pues eso significaría que los separarían y por ello nunca salen juntos y toman todas las medidas para protegerse del virus.

Aunque por ahora se sienten bien tratados por los tailandeses, dicen que no han recibido gestos de xenofobia o hostilidad, el dinero se les está acabando y además no saben, en la incertidumbre que genera la pandemia, si el hotel en que se están quedando va a seguir abierto todo el mes de mayo, explicaron al mismo medio.

“Esto es enserio, el coronavirus te puede matar, independiente de la edad y la plata que tenga. No paren la búsqueda de vuelos de repatriación desde cualquier parte del mundo. Cuídense y, por favor, saquennos de aquí”, finalizó la pareja en el video de Semana.

Andrés Felipe Álvarez y Lina Marcela Ruíz son recordados por dejar sus trabajos formales y dejarlo todo para viajar por el mundo. Escribieron un libro con su experiencia llamado ‘Renunciar y viajar’.

En el año 2017 se hicieron famosos porque, por error, un hombre desembolsó unos 53 millones de pesos por su texto.

Aunque en su momento se ilusionaron y hasta fantasearon en qué invertir ese dinero, terminaron devolviéndolo, pues sabían que se había tratado de un error.