“Nosotros estamos preparados hoy día, de verdad lo decimos sin arrogancia, para, si ellos quieren, una guerra absoluta de todo nuestro pueblo en defensa de nuestra patria y nuestra paz”, dijo Cabello durante un encuentro entre parlamentarios en el marco del XXV Foro de Sao Paulo, que se celebra en Caracas.

“Ellos deben saberlo, ellos lo saben”, añadió el poderoso dirigente ante los aplausos de los presentes en el hemiciclo de sesiones del Parlamento de Venezuela, donde tuvo lugar la reunión.

Cabello también insistió en que “es probable que entren los mariners norteamericanos” a Venezuela, una alerta que él mismo ha lanzado con anterioridad.

Con todo, indicó que, en caso de una invasión de Estados Unidos a Venezuela, “el problema para ellos va a ser salir”.

“Aquí, nosotros hace 200 años echamos al imperio más poderoso de aquella época, y no estábamos tan preparados ni tan unidos”, señaló al tratar de establecer un paralelismo entre una eventual lucha armada entre Venezuela y Estados Unidos y la guerra de emancipación que libró el país sudamericano contra España hace 200 años.

Venezuela y Estados Unidos mantienen relaciones tirantes prácticamente desde la llegada del chavismo al poder, en 1999, pero la tensión se agudizó en enero pasado, cuando el Gobierno de Donald Trump reconoció al líder opositor y jefe del Parlamento, Juan Guaidó, como presidente interino, al igual que otras 53 naciones.

Este reconocimiento a Guaidó hace parte de la iniciativa estadounidense que arrancó hace casi seis meses para desalojar del poder a Maduro, a quien el Gobierno de Trump le ha pedido en numerosas ocasiones que dé un paso al costado y convoque a elecciones “libres y transparentes”.