Estoy decepcionado, pero lo intentaré de nuevo“, dijo Zapata en declaraciones a la AFP. “No sé cuándo, pero seguramente en los próximos días“, añadió al regresar a las costas de Francia.

Franky Zapata, de 40 años, despegó a las 7:05 a.m. (hora local) cerca de la playa de Sangatte, en el noroeste de Francia, frente a su equipo técnico y una decena de curiosos que lo despidieron con entusiasmo

Tenía planeado cruzar el estrecho de 35 km y aterrizar en la costa inglesa, en la zona de St Margaret’s Bay, pero cayó al agua a poco más de la mitad del camino, cuando debía posarse sobre un barco para repostar queroseno.

Estoy bien, me golpeé un poco en el codo al caer, pero nada grave“, dijo Zapata, mostrando un pequeño rasguño en el codo derecho.

Me caí al agua junto al barco y todos mis amigos saltaron al agua para ayudarme“, añadió Zapata, quien contó que cuando se acercaba al barco éste se detuvo bruscamente y sus pies se fueron para adelante.

“Debemos analizar este fracaso y volver más fuertes en unos días. Creo que es un problema de barco”, señaló.

Poco después de conocerse el fracaso, el ambiente era de pesar en la playa de Sangatte. Su equipo técnico comenzó a empacar el material y el público que lo esperaba se marchó rápidamente.

Este excampeón mundial de esquí acuático causó sensación en el desfile del 14 de julio en París al sobrevolar los Campos Elíseos en su tabla voladora, frente a la mirada cautiva de miles de personas, incluyendo el presidente Emmanuel Macron.

Este artefacto, llamado ‘Flyboard’ e inventado por el propio Zapata, está propulsado por cinco turborreactores de aire que permiten despegar y avanzar a hasta 190 km/h, con una autonomía de unos diez minutos.

Este inventor francés llevaba seis meses preparándose para este desafío técnico y físico, 110 años después de que el francés Louis Bleriot realizara el primer vuelo en avión a través del canal de la Mancha.