NBC, CNN, CBS y el diario The New York Times, entre otras, confirmaron lo que medios como Fox News, la emisora NPR o la agencia AP ya venían proyectando desde la semana pasada: Arizona fue para Biden.

Sin embargo, otros medios consideraron prematura esa decisión viendo que ese margen se había ido reduciendo día tras día a medida que avanzaba el conteo, hasta quedar en 11.434 votos al final del jueves, con el escrutinio prácticamente completado.

El hecho de que fuera precisamente Fox News, el medio favorito de Trump, el primero en proyectar la victoria demócrata en Arizona, enfureció al mandatario, que se ha mostrado convencido de sus posibilidades de darle la vuelta al resultado.

Biden suma ahora 1.668.664 votos (49,4 %) frente a los 1.657.250 de Trump (49,06 %), y es la primera vez que un candidato presidencial demócrata gana en el estado de Arizona desde que lo hiciera el expresidente Bill Clinton, en 1996.

Con la confirmación de Arizona para Biden, el demócrata suma 290 delegados en el Colegio Electoral, superando los 270 que le convirtieron en presidente electo, mientras que Trump se queda en 217.

Aún falta por declararse un ganador en dos estados, Carolina del Norte, con Trump a la cabeza, y Georgia, con Biden como favorito, pero al mandatario ya no le alcanzaría ganar en ambos estados para dar vuelta a la situación.

Aunque Biden fue declarado ganador de las elecciones el sábado al superar los 270 delegados, Trump aún no ha reconocido su derrota y ha denunciado sin pruebas un fraude electoral en su contra. El presidente saliente tiene bloqueado el proceso de transición hacia el nuevo Gobierno y ha presentado demandas en tribunales de diversos estados para invalidar votos y darle la vuelta a los resultados por la vía judicial.