De acuerdo con el profesional de la salud, el sistema sanitario de Italia está cerca de volver a colapsar por el considerable aumento en el número de contagios, que se ha registrado en los últimos días.

“Si se consideran los datos de esta semana como una tendencia típica y si los proyectamos sin prever mayores incrementos, la situación en un mes será dramática y por lo tanto debemos recurrir de inmediato a un cierre total”, precisó.

Las regiones de Lombardía, Piamonte y Calabria han sido calificadas nuevamente en zona roja por el gobierno y se les ha impuesto a los ciudadanos un confinamiento blando, con la prohibición de abandonar sus territorios.

“O bloqueamos el virus o nos bloqueará porque nos están avisando de que el sistema no aguanta en las regiones. Con la media actual, en un mes tendremos 10.000 muertos”, advirtió Anelli.

Walter Ricciardi, asesor del ministerio de Sanidad para la panmdemia del coronavirus, también afirmó este domingo en un programa televisivo que se necesitan “intervenciones absolutamente rápidas o se avecina una tragedia nacional”.

Según los últimos datos publicados por las autoridades sanitarias del país europeo, los pacientes hospitalizados con síntomas incrementaron a 29.189, de los cuales 2.749 fueron ingresados en las unidades de cuidados intensivos.