De acuerdo con el diario The Local, la pareja fue condenada a 3 meses de prisión por alimentar a su hija bajo una dieta vegana que consistía en solo darle leche materna, arroz integral y papas.

Esto, según el Tribunal del Distrituo de Gotemburgo, puso en riesgo la vida de la bebé y por eso castigó a sus padres. La justicia de Suecia se basó en los testimonios de los doctores que atendieron a la menor en febrero, los cuales dijeron que estaba a unas horas de la muerte, explica el mismo medio.

Incluso un médico de Hospital Infantil de la Reina Silvia, adonde fue trasladada la menor, dijo que era el “peor caso” que había visto en ese centro médico.

“Sus padres ni siquiera informaron sobre el nacimiento a ninguna autoridad, no la revisaron en un centro pediátrico ni la pesaron o midieron su crecimiento… Tampoco fue vacunada o examinada por algún médico”, detalló uno de los magistrados del caso a The Local.

Por su parte, el juez Per Norden dijo que los padres hicieron lo que creían era lo mejor para su hija y que no la dañaron intencionalmente. Sin embargo, criticó sus opiniones, especialmente de la madre, que cree que las personas podían vivir sin comida ni agua después de un entrenamiento mental y físico a largo plazo, indica el rotativo sueco.

La pareja fue condenada  por negligencia grave y luego de cumplir su castigo podrán volver a estar con su hija, pero bajo la supervisión en un centro de atención supervisado por servicios sociales, durante, mínimo, 8 semanas.

Luego de 3 semanas bajo estrictos cuidados, los encargados llevaron a la niña a un hogar de acogida donde se ha ido recuperando con una nueva alimentación y ahora se encuentra en óptimas condiciones, finaliza The Local.