De acuerdo con el convenio, la farmacéutica británico-sueca suministrará en un principio cerca de 150 millones de dosis para ser repartidas en toda la región, excepto en Brasil, durante el primer semestre del próximo año.

“Nos llena de enorme satisfacción ser parte de una alianza tan importante. Nuestro único objetivo es proveer un acceso rápido de la vacuna en toda América Latina”, manifestó Sylvia Varela, Presidente y Directora General de AstraZeneca México, en un comunicado.

La compañía, adicionalmente, destacó la capacidad logística de Argentina y México para producir el tratamiento, desarrollado de manera conjunta con el instituto Jenner de la Universidad de Oxford (Reino Unido).

Alberto Fernández, presidente de la nación gaucha, enfatizó que este acuerdo permitirá a los países latinoamericanos acceder a la vacuna contra el coronavirus a un precio bajo, entre 3 y 4 dólares por dosis (13.000 pesos colombianos en promedio).

“Esperamos poder empezar el proceso lo más pronto posible y que podamos de este modo traer una solución al continente”, agregó en rueda de prensa Fernández , quien minutos después se comunicó con su homólogo mexicano, Andrés Manuel López Obrador.

La producción del tratamiento se iniciará antes de que concluyan los estudios de la última fase de los ensayos clínicos, por lo que la elaboración será “a riesgo”, ya que si la vacuna finalmente no es aprobada, se perderá toda la inversión.