A pesar de que en un principio pensaron que era una simple montaña de arena en la playa, Tim Rothman y James Barham aseguraron en una entrevista con Geelong Advertiser que nunca habían visto una criatura parecida.

“Estábamos caminando y observamos este gran bulto. Parecía un extraterrestre desde la distancia”, manifestó este lunes Rothman en el portal de noticias australiano.

Cath y Tom Rampton, una pareja de veterinarios, también afirmaron que vieron al gigantesco pescado, cuando paseaban cerca de la desembocadura de un río en la costa sudoeste de Victoria, localidad aledaña a Kennett River.

De acuerdo con los esposos Rampton, se trata de un pez luna, que puede alcanzar los tres metros de largo y pesar hasta 2,5 toneladas. “Tenemos entendido que este no es un espécimen muy grande. Creemos, incluso, que pueden llegar a duplicar su tamaño”, señalron en el Daily Mail.

Ralph Foster, funcionario del Museo de Australia Meridional, indicó en el impreso inglés que no es inusual ver a estos animales en las costas, ya que frecuentemente son golpeados por algunas embarcaciones y arrastrados por la corriente.

“Estos peces son bastante comunes en aguas australianas, pero generalmente están más lejos en el mar. Sin embargo, muchas veces mueren por comer bolsas de plástico pensando que son medusas”, concluyó Foster.