De repente, su temperatura se elevó a un nivel preocupante, por lo que tuvo que ser trasladada a un hospital. Allí, los médicos se dieron cuenta de que la mujer estaba desarrollando sepsis (enfermedad causada por una infección bacteriana) y que su salud empeoraba rápidamente, informó Fox News.

Al ver que sus extremidades empezaron a ponerse necróticas (muerte del tejido corporal) y gangrenosas, los doctores decidieron ponerla en coma. Marie despertó 10 días después, con sus brazos y piernas “parcialmente amputados”, indicó el medio.

La cadena de noticias agregó que Marie contrajo la infección luego de estar expuesta a la capnocytophaga, “una bacteria que se encuentra comúnmente en la saliva de los perros y, en un porcentaje menor, en la de los gatos”.

La doctora Margaret Kobe, directora médica de enfermedades infecciosas de Aultman, aseguró a Fox News que esa bacteria “puede transmitirse a través de una mordedura o, a veces, simplemente por el contacto con la saliva”.

Marie y su esposo creen que uno de sus 2 perros que tienen en casa lamió un rasguño que ella tenía en un brazo, y así fue como ella se infectó. La doctora Kobe explicó al medio que “este tipo de reacción severa es muy rara y solo le ocurre, aproximadamente, a una de cada un millón de personas“.