Y es que las temperaturas mundiales en abril pasado fueron casi idénticas a las de abril de 2016; el más cálido jamás registrado, según el servicio europeo Copernicus sobre cambio climático.

“Las temperaturas mundiales fueron globalmente iguales a las del mes de abril más cálido jamás registrado” en 2016, indicó el martes Copernicus. Abril de 2020 registró una temperatura apenas inferior en un “insignificante 0,01 ºC” respecto a ese año.

En cambio, superó en 0,08 ºC el mes de abril de 2019 y en 0,70 ºC el promedio registrado entre 1981 y 2010.

Las temperaturas por encima de la media del periodo 1981-2010 se registraron en las regiones euroasiática, sobre todo en Siberia, Groenlandia, el océano Ártico, la Antártida, y las costas de Alaska. También superaron ampliamente la media en México, el oeste de Australia y zonas de África central y occidental.

Igualmente en Europa occidental, pero permanecieron por debajo de la media en el noreste, así como en el centro de Canadá y en zonas del sur y sureste de Asia.

Tras una década récord, que concluyó con 2019 como el año más cálido jamás registrado en el planeta, los años 2020 empiezan con la misma tendencia.