Por otro lado, el periódico El País, de España, señaló que los marsupiales “habrían fallecido de hambre o aplastados debido a la tala de un bosque de eucaliptos azules”, en Cabo Brightwater, en el sur de Australia.

De igual manera, el impreso ibérico aseguró que varios activistas, ambientalistas y trabajadores del gobierno están investigando lo sucedido, para esclarecer las verdaderas causas de la muerte de estos koalas.

“Descubrimos que los animales habían sido apilados con una excavadora para formar una pira funeraria. Todo olía a podrido. Es una masacre”, manifestó Anthony Amis, investigador de la ONG Amigos de la Tierra, en declaraciones emitidas por el rotativo.

Por el momento, la empresa Midway es la principal sospechosa de la matanza de estos marsupiales, ya que los árboles fueron talados por esta, afirmó El País. Sin embargo, la compañía ha rechazado tajantemente estas acusaciones, agregó el impreso.

Finalmente, el diario español señaló que Amis confirmó que otros veinte de estos animales “fueron sacrificados por la gravedad de sus heridas”.

Cabe recordar que producto de los fuertes incendios que se han presentado en el país oceánico en los últimos meses, más del 50 % de la población de koalas ha desparecido. Adicionalmente, según la ONG australiana ‘Save the Koala (AKF)’, esta especie silvestre está “funcionalmente extinta”.