La tragedia ocurrió porque la menor, identificada como Sacchi Patel, se lanzó a la parte más profunda de la piscina (casi 2 metros), que había sido reparada hace poco, publica The New York Post.

Una de las tías de la niña se dio cuenta de que su sobrina se estaba ahogando y gritaba desesperadamente pidiendo ayuda, por lo que avisó a los demás que estaban en la casa. El abuelo, de 62 años, se lanzó de inmediato a la piscina, pero no pudo rescatarla porque no sabía nadar, explica el mismo medio.

La madre de Sacchi, Nisha Patel, de 33 años, al ver que tanto su hija como su suegro se estaban ahogando, también se tiró a la pileta a pesar de que tampoco sabía nadar. La mujer murió ahogada mientras luchaba por salvar al abuelo y a la pequeña, detalla el rotativo británico.

La tía, que presenció toda la tragedia, logró minutos después, desde el borde, sacar a todos sus familiares de la piscina, pero ya todos habían fallecido, indica The New York Post.

Los Patel acababan de comprar la casa en la localidad de East Brunswick por 451.000 dólares, unos 1.680 millones de pesos colombianos, agrega ese diario.

Un vecino que habló sobre el incidente contó que la familia india recientemente había arreglado la piscina, y que el lunes, cuando ocurrieron los hechos, pudo haber sido la primera vez que la habían usado, finaliza el rotativo neoyorquino.