“Al final del entrenamiento de ayer se le hizo un estudio más profundo y quedaron dudas de qué podría pasar si tenía un golpe o una caída. Como había un porcentaje importante de que se produjera una lesión, decidimos no arriesgar sabiendo que podríamos contar con él para el partido ante Rusia”, explicó el seleccionador de los faraones.

Salah, que este viernes llegó a los 26 años, fue el rostro del banco egipcio sobre quien se enfocaron las cámaras tras el gol que le dio la victoria al equipo uruguayo en el minuto 89.

Ante la pregunta de si el 10 de los faraones estará para la segunda salida contra Rusia, Cúper indicó que “es muy probable que pueda jugar, casi seguro. Este partido no jugó porque había un margen de peligro de que le sucediera algo”.

El artículo continúa abajo

El DT, para quien Egipto hizo un buen partido, agregó que a su equipo le faltó mejorar en la definición ante los uruguayos.

“Comparándonos con lo que tenemos delante, estoy conforme. Se ha perdido, no sirve para nada. Es probable que a lo mejor podamos dar algo más o es probable que el entrenador se haya equivocado en el planteamiento. Hemos hecho un gran partido ante un gran rival. Me da bronca haber perdido a balón parado. No podemos quejarnos de nada”, señaló.