Enterrada durante cuatro décadas en los archivos del artista, la canción ve ahora la luz editada bajo el título de ‘Time Waits For No One’ gracias a la labor del músico, compositor y productor, Dave Clark, creador de la pieza, después de dos años de trabajo.

En la misma puede escucharse a Mercury haciendo gala de toda la extensión de su rango vocal, acompañado solo por un piano que toca Mike Moran, músico al que conoció en esa sesión y junto al que terminaría escribiendo ‘Barcelona’, tiempo después.

De aquellas sesiones de trabajo lo que se conocía hasta el momento era que Mercury viajó a Londres desde su residencia en Alemania para grabar otro tema, ‘In my defense’, y que la versión recién sacada a la luz fue grabada para el álbum conceptual que debía nutrir el musical del mismo nombre.

Cuando preguntó a Clark si tenía algo más, este le mostró el tema central, cuya grabación terminaría presentándose en una versión con una inmensa producción de 96 pistas que incluían 48 voces de acompañamiento, la única conocida hasta ahora.

‘El tiempo no espera para nadie’, rezan los versos centrales de la canción que canta Mercury, ignorante entonces del significado que tendrían en su propia vida, pues falleció solo cinco años después por una bronconeumonía complicada por el sida.

Aprecie aquí la última obra conocida del artista: