El príncipe consorte “viajó esta mañana desde Norfolk al Hospital Rey Eduardo VII de Londres para (ser sometido a) observación y tratamiento en relación con un problema preexistente”, informó el Palacio de Buckingham.

“El ingreso es una medida de precaución, por consejo del médico de Su Alteza Real”, precisó el comunicado.

Desde 2009, el príncipe Felipe ostenta el récord absoluto de longevidad en la posición de príncipe consorte.

Se retiró de las actividades públicas en 2017 tras haber participado en más de 22.000 actos oficiales.