Con un filtro de mariposas y sin la icónica cola de caballo que lleva normalmente en alfombras rojas y conciertos, la artista aparece en la grabación moviendo su pelo a medio recoger y sin decir ni una palabra.

Su crespos con las puntas más claras distan mucho de las largas y lisas cabelleras que identifican a Ariana Grande. Eso sí, a pesar de estar en cuarentena, no dejó de maquillarse para el video.

Esta no es la primera vez que la cantante muestra su pelo natural; en noviembre del año pasado también lo hizo, y más recientemente en una selfi que subió a su cuenta de Twitter.