El español Trueba dirige la adaptación del libro autobiográfico del colombiano Héctor Abad Faciolince ‘El olvido que seremos’, que protagoniza el español Javier Cámara, en el papel del padre del escritor, en una producción totalmente colombiana, más que fiel al texto original.

El libro homónimo de rinde tributo al padre del escritor, Héctor Abad Gómez, médico y activista a favor de los derechos humanos en el Medellín de los años 70 y los 80, asesinado por los paramilitares en 1987.

Una película que estaba previsto presentarse en el suspendido Festival de Cannes de 2020.

Trueba, ganador de un Oscar por ‘Belle Époque’ y de nueve premios Goya, recordó el accidentado recorrido que ha tenido hasta ahora la película, que aún no ha llegado a las salas de cine debido a la pandemia:

“La acabamos en febrero y nos seleccionaron para un Cannes que no existió”, ironizó para añadir: “Se habló de estrenar en marzo próximo, pero supongo que ahora se atrasará, no lo sé, en Estados Unidos los cines siguen cerrados, habrá que ir viendo, al menos las vacunas son una luz al final del túnel”.

Trueba se mostró esperanzado con que, cuando mejore la situación epidemiológica, el público regrese a las salas de cine.

“La gente va a tener muchas ganas de ir al cine, de salir, de recuperar el tiempo perdido”, opinó, “quizá algunos tarden más por miedo y otros cambien el chip y solo vean películas en casa, pero creo que la experiencia colectiva en salas es demasiado bonita para que desaparezca, y hay que recordar que las salas no están siendo lugar de contagio”.

En todo caso, confesó que está deseando entregar la película al público. “Un director siempre tiene ganas de que la película se estrene y pertenezca a los espectadores, es una liberación y un momento mágico”.

Fernando Trueba finalizó asegurando que “es un honor representar a Colombia” en los próximos premios de la Academia de las Artes y las Ciencias Cinematográficas de España.

Las otras películas candidatas al Goya

El filme competirá en esa categoría con ‘El agente Topo’ (Chile), ‘La llorona’ (Guatemala) y ‘Ya no estoy aquí’ (México), en la ceremonia de los Goya que se celebrará el 6 de marzo en Málaga.

‘El agente topo’, de la chilena Maite Alberdi, que ya compitió en los Goya de 2011 con ‘La Once’, es una tierna película de espías, casi un thriller, protagonizada por un octogenario espía al que contrata un cliente para que actúe de infiltrado en la residencia de ancianos en la que vive su madre y averigüe cómo la tratan. El Festival de San Sebastián proyecto este filme en su sección Perlas.

‘La llorona’, que dirige Jayro Bustamante, es una relectura de la vieja leyenda mexicana, un personaje atrapado entre el cielo y el infierno. Es la historia de un rencor y de una venganza en un filme que se presentó en el Festival de Venecia.

Mientras que ‘Ya no estoy aquí’, de Fernando Frías, se desarrolla en Monterrey, está ambientada en la guerra contra el narcotráfico a finales de la primera década del siglo XXI y el protagonista es Ulises, un joven amante de la cumbia. Una película que fue la gran triunfadora de los últimos Premios Ariel, con diez galardones, incluido el de mejor filme.

La película que se lleve el Goya este año sustituirá en el palmarés a la argentina “La odisea de los giles”, de Sebastián Borenzstein, que lo ganó en la última edición.

Para Chile esta es su décimo octava nominación, de las que cuatro se han traducido en premio. El último en la edición de 2018, para “Una mujer fantástica”, de Sebastián Lelio.

En Colombia sería el primer Goya, así como en Guatemala, que además es la primera vez que consigue nominación en la categoría.

Y en el caso de México, se ha llevado el Goya a mejor película iberoamericana en tres ocasiones y suma 19 nominaciones.