Durante la presentación, el artista interpretó el nostálgico tema ‘Aléjate de mi’, con el que recibió una ovación unísona por parte de los asistentes, que duró varios minutos y logró remover sus sentimientos.

Con los aplausos desmedidos del público, al mexicano se le escurrieron algunas lágrimas que limpió sonriendo, y siguió con el estribillo de la canción que le pidió terminar de cantar a sus fanáticos.

Segundos después, los gritos no cesan y Mario se arrodilla, agacha su cabeza, llora con sentimiento y toma fuerza para darle fin a la romántica letra.

“Llevamos ya casi 15 años tocando y ver a un público tan eufórico no es fácil”, logró decir cuando recobró la fuerza y siguió con el ‘show’. En el video que abre esta nota está todo el momento.