Como mencionó ‘Lo sé todo’, los administradores de su conjunto residencial, en donde también residen sus padres, le han impedido el ingreso; esto, pese a que ya se ha practicado 3 pruebas de COVID-19, que han salido negativas, y de que su seguro médico la declaró como paciente recuperada.

Ahora, en medio de una charla con El Tiempo, la exreina aseguró que, luego de 44 días, sigue sin poder entrar a la unidad residencial, que está ubicada en el barrio Cabecera y, por esto, tuvo que conseguir un alojamiento temporal en la ciudad.

En la entrevista con el impreso, la también modelo aseguró que algunos de los síntomas que tuvo a causa del virus fueron fiebre alta, vértigo y pérdida del sentido del olfato; además, aclaró que no contagió a ninguno de los empleados del hotel en el que se alojó.

En cuanto a si violó la norma de aislamiento, Peñuela aseguró que ella llegó el 12 de marzo a Bogotá, fecha en la que el Ministerio de Salud emitió la resolución 385, que permitía a los viajeros seguir con su desplazamiento hasta su destino final.

“Si el primer lugar de desembarque no es su destino final, el traslado entre uno y otro lugar se hará con todas las medidas de bioseguridad”, explicó el Ministerio, en su momento.