El tema explotó esta semana a partir de una entrevista que le hizo el portal Entre Estrellas a Posada (‘la Jirafa en ‘Yo soy Betty, la fea’), en la que ella llegó a decir que Humar es “detestable” y “peor” que el productor estadounidense Harvey Weinstein, a quien varias mujeres denunciaron por lo mismo.

Según Quinn (minuto 39:10 de un audio de Caracol), luego de leer la denuncia sostuvo una conversación por WhatsApp con Humar: “Me dice que no se acuerda de ella [de Posada], que no sabe quién es ella, que le puedo preguntar a cualquiera de las actrices que han trabajado con él, como Raquel Ércole, Patricia Ércole, Consuelo Luzardo, Helena Mallarino, Lucero Cortés, Nórida Rodríguez, sobre si él las acosó alguna vez sexualmente. Piensa que [Posada] es una persona que ha estado reiteradamente con esa misma historia”, dijo la periodista.

No obstante, poco después, La FM publicó un audio en el que Humar, aparentemente, ya había recordado quién era Posada, y dio su versión de los hechos, con una acusación en contra de ella, y nombrando nuevamente a veteranas actrices que podrían decir “si tuvieron que hacer algo” para trabajar con él.

“Creo que es ella. A mí, por el nombre, no podría decirte; no tengo certeza. Creo que es una niña que desde hace 25 años, cada equis tiempo sale con la misma historia. […] Esta niña [Posada], si es la que yo me imagino, fue una que una vez llegó a mi oficina y, más o menos, de manera muy sugestiva, me dijo que estaba dispuesta a hacer cualquier cosa con tal de trabajar, y yo le dije: ‘Mire, mijita, yo estoy buscando es actrices, no putas, así que por favor salga de mi oficina’”, aseveró Humar.

Y añadió: “Salió, tiró un portazo y, desde ahí, ha empezado cada cinco o seis años a hablar un día en La W, otro día en La F.m., y siempre cuenta la historia. Entonces, no tengo nada qué decir a eso; me remito a mi vida profesional; tengo 45 años de casado; nunca en mi vida he tenido un apartamento, que ella dice que la llevé a un apartamento”.

Cabe mencionar que lo que aseguró Posada en Entre Estrellas es que ella ha acusado tres veces a Humar (ninguna ante las autoridades judiciales), pero él “tiene mucha gente que lo protege”, por el acoso sexual de “hace 24 años”, cuando ella estaba intentando obtener un papel en la novela ‘Copas amargas’.

“El tipo citaba a las actrices, a las nuevas en especial, a un apartamento. Uno pensaba que era una oficina y lo que hacía era enredarlas y enredarlas para después buscar la forma de violentarlas sexualmente”, afirmó la actriz en el portal, y más adelante dio detalles de lo que, según ella, sucedía en el lugar.

“[Humar] Nos encerraba en un apartamento y nos echaba llave. Empezaba a hacernos propuestas morbosas como: ‘Ven y te pongo videos porno’, ‘te traigo juguetes sexuales y me tienes que demostrar que eres una actriz’. Yo le dije: ‘Jamás hago eso. Ni siquiera en mi vida privada’”, contó la artista, y puntualizó:

“Recuerdo que alcanzó a afirmar: “Tú no sirves para ser una actriz, porque no eres capaz de hacerme una escena sexual’. Traía unos juguetes que eran una especie de pelotas. Me decía: ‘Tú tienes que excitarme’. Pero, yo no fui a eso. Nunca vi que entregara un libreto para uno aprendérselo y hacer la audición. […] Como yo no accedí a sus peticiones, él me dijo: ‘Usted lo que hizo fue hacerme perder el tiempo’. Abrió la puerta y me fui. Las que fuimos a su apartamento nunca obtuvimos un papel”.

Esta misma versión la entregó Posada, con algunos detalles adicionales, en La FM este miércoles.