En una entrevista con Blu Radio, el artista dejó muy claro que él opina sobre la realidad del país porque es un ciudadano común y corriente, como cualquier otro, que paga impuestos y no puede ser políticamente ajeno a lo que pasa a su alrededor.

Sin embargo, es consciente de que “la gente se molesta y dice cosas en redes” ante sus posiciones.

De hecho, esas molestias pueden trascender al plano laboral y Julián Román contó, además, que una vez perdió un contrato para una campaña de motos porque, según el concepto de la persona que lo iba a emplear, él era “un subversivo”.

“Hasta allá hemos llegado, que te señalan como guerrillero”, relató en la frecuencia radial.

A propósito de motos, ese episodio recuerda el cruce que Román tuvo con la senadora María Fernanda Cabal, en el que la congresista uribista lo señaló por tener una moto Harley. En esa oportunidad, el actor no se quedó callado y le mencionó el escándalo de votos en el que ella se vio envuelta. 

Odio en redes sociales a Julián Román

No obstante, Román dijo que no ha sentido que sus posturas políticas le hayan jugado en contra al momento de conseguir contratos como actor. De hecho, sostiene que sucedió lo contrario.

Eso sí, expuso que lo que sucede en sus redes sociales sí puede llegar a ser preocupante. Incluso, recordó una campaña en la que decían “producto en donde salga Julián Román no lo vemos”.

Justamente, sobre el tema de las redes, Román dijo que los insultos hacen que la discusión se pierda y se vaya por la línea de la grosería.

En ese sentido, aseguró: “Un señor me escribió y me contó que trabajaba para una agencia en donde se creaban tendencias negativas contra mí, Adriana Lucía y otros”.

Citando a la persona que le dio esa información, Román explicó que en un programa ponen palabras negativas y crean artificialmente las tendencias en contra de varias personalidades.

El testimonio de Julián Román sobre el contrato perdido por sus posturas políticas: