Jorge Oñate lleva más de una semana internado en una unidad de cuidados intensivos del Instituto Cardiovascular del Cesar, producto de la infección respiratoria aguda que padece luego de contraer COVID-19El artista ha dado respuestas positivas al tratamiento médico que ha recibido, pero de todas maneras continúa delicado de salud.

En las últimas horas se conoció que el cantante de vallenato parpadeó luego de que su hija lo visitara y reprodujera música cristiana. La mujer es radióloga y su esposo neurocirujano, y quisieron estimular la actividad cerebral del ‘Jilguero de América’ a través de algunas de las canciones que le gustan a él.

“El centro médico permitió que ellos lo vieran, también le cantaron, le pusieron música, le hablaron y él parpadeaba tratando de comunicarse con ellos. El Señor empezó hacer la obra en Oñate”, le dijo al diario El Heraldo el jefe de prensa de Oñate.

Este lunes, la clínica de Valledupar en la que se encuentra internado Oñate entregó el más reciente parte médico sobre su salud. En el documento se detalla que el artista ha presentado estabilización de sus signos vitales. “En las últimas horas ha tenido tendencia a la mejoría, con buena respuesta a los tratamientos establecidos”, sostiene la comunicación.

Sin embargo, los doctores que atienden al artista también aclararon que su condición clínica se considera muy delicada y, por lo tanto, su pronóstico es reservado.

Desde la semana pasado, varias personas allegadas a Oñate han desmentido en un par de ocasiones que el cantante hubiera fallecido. En redes sociales se desinformó en torno a una supuesta muerte cerebral del famoso.

Último parte médico de Jorge Oñate

Esta es la más reciente comunicación emitida por los médicos que atienden al cantante de 71 años: