La primera de las tres semanas en este mediático proceso contra el grupo editor del periódico –News Group Newspapers (NGN)– y su director ejecutivo –Dan Wootton– tocó a su fin con Depp, de 57 años, negando haber pegado jamás a una mujer.

“Nunca, no señor”, respondió sin dudarlo a una pregunta de su abogado y confirmó que ninguna de sus anteriores parejas lo habían acusado de maltrato.

El juicio ante la Alta Corte de Londres gira en torno a un titular de 2018 en el que The Sun se preguntaba cómo la escritora británica J.K. Rowling podría aceptar a este “golpeador de esposas” en la película ‘Bestias Fantásticas’.

Depp aseguró el viernes que esa frase cambió su imagen en Hollywood y puso en peligro su carrera. “Pasé de Cenicienta a Cuasimodo en 0,6 segundos y perdí la voz”, dijo al tribunal. 

El actor afirma que los cargos compilados por Heard durante dos años de tumultuoso matrimonio, de 2015 a 2017, eran un “engaño” diseñado para propulsar su carrera a costa de él.

El protagonista de ‘Piratas del Caribe’ afirmó la víspera que se drogaba tanto que “no estaba en condiciones” de lastimar a la modelo y estrella de cine de 34 años que, supuestamente, hizo un trío sexual con dos famosos en la casa del actor.

En respuesta a la abogada de NGN, recordó la noche del 30º cumpleaños de Heard. 

Afirmó que se fue a leer a la cama “tratando de evitar otra confrontación” con ella, ya que había llegado dos horas tarde a la fiesta debido a una reunión de negocios. 

Pero la abogada aseguró que Depp estaba furioso porque Heard había señalado uno de sus defectos “y la discusión se encendió y usted tomó la botella de champán y se la tiró” aunque falló. Depp negó que esto hubiera ocurrido.

En otro episodio repasado por la abogadas, Heard acusó al actor en mayo de 2016 de lanzarle un teléfono a la cara mientras uno de sus amigos estaba en línea. 

Depp también lo negó pero admitió que su esposa le pidió al amigo que llamara a la policía. 

El episodio tuvo lugar en una de sus mansiones y fue presenciado por los guardas de seguridad, aseguró.

“Ella gritaba ‘¡deja de pegarme, Johnny!, ¡deja de pegarme, Johnny!’, y vino la seguridad y ella seguía gritando… y yo estaba a seis metros de distancia sacando algo de la nevera”, dijo Depp. 

“Y entonces [uno de los guardias] dijo ‘jefe, salgamos de aquí'”, aseguró.