Como informó La FM, a pesar de que la presentadora es muy activa en sus redes sociales, no usó las mismas para dar la disculpa pública que le ordenó y la defensa de Martín Carrillo, médico que la operó, pidió al juzgado que se tomaran los correctivos posibles.

El representante del galeno pasó la solicitud y ahora queda pendiente que el juez 35 penal municipal ordene la sanción que crea pertinente en este caso, que según el decreto 2591 de 1991 puede ser “sancionable con arresto hasta de seis meses y multa hasta de 20 salarios mínimos mensuales”.

Cabe recordar que el Tribunal Superior de Bogotá declaró a Carrillo inocente por los señalamientos de Cediel, quien lo acusó de haberle inyectado biopolímeros. De acuerdo con el dictamen, quien debería correr con las responsabilidad de lo ocurrido debería ser el Invima y las demás entidades reguladoras.

“No se demostró que el inculpado hubiese vulnerado los estándares de calidad que se requerían en el procedimiento médico que se realizó”.