Eso, debido a que por el COVID-19 le cancelaron sus presentaciones y está recibiendo “ingresos inferiores” a los que tenía cuando pactó la cuota de sus cuatro hijos, según el documento que reveló el medio, cuya fecha se desconoce, y que habría sido registrado por un apoderado de Jessi Uribe.

En el documento, además, se solicita que los gastos de los pequeños sean pagados por partes iguales con la mamá de los menores, Sandra Barrios, y se asegura que ella sí tiene “la capacidad económica” para atender las necesidades de sus hijos.

“Posee rentas derivadas de su calidad de accionista, de la sociedad denominada Asecasas S.A.S. Como si lo anterior fuera poco, la señora Sandra Barrios mantiene un alto nivel de vida que solo puede solventarse con una capacidad económica alta, pues vive en el estrato más alto de Bucaramanga, frecuenta lugares sociales del más alto nivel y realiza viajes frecuentes. Así las cosas, dadas las actuales circunstancias domésticas de mi demandante, así como su capacidad económica y de la madre citada, este debe producir la reducción de la cuota de alimentos que actualmente sufraga a favor de sus hijos”, se lee.

Este no es el primer pleito legal que tienen el cantante y su ex desde su separación; hace unos días se conoció que también tienen embolatado su proceso de divorcio, por una declaración que dio el abogado de ella en ‘Lo sé todo’.

Asimismo, Sandra Barrios entuteló a una revista por una portada del mes del padre que Jessi uribe hizo junto a sus hijos, al parecer, sin autorización de ella.

Hasta el momento, el intérprete no se ha pronunciado sobre ninguno de estos casos.