Oprah Winfrey lideró la entrevista con Meghan Markle y el príncipe Harry que produjo todo un caos en torno a la familia real británica por varias de las declaraciones que entregaron los duques de Sussex. La charla se emitió en la noche de este domingo en Estados Unidos, pero no tardó mucho en darle la vuelta al mundo.

Markle acusó a la realeza de estar preocupada por lo oscura que sería la piel de su primer hijo, también confirmó que con Harry esperan a una niña, se quejó de que fue víctima de una campaña de desprestigio y también confesó que llegó a sentir ganas de quitarse la vida, por el desmedido cubrimiento en su contra por parte de la prensa británica.

(En contexto: Por acusación de racismo, Príncipe William lanza dardo a su hermano y a Meghan Markle)

Las declaraciones de la duquesa impactaron a millones de personas en el mundo y se robaron el protagonismo de la entrevista, pero en las últimas horas también se habló del rol de Oprah Winfrey en la misma y todo el dinero que recibió al venderla.

Según estableció el diario The Wall Street Journal, el canal estadounidense CBS le pagó entre 7 y 9 millones de dólares a la periodista para quedarse con los derechos de la entrevista a los duques de Sussex. Haciendo la conversación a pesos colombianos, Winfrey y su productora se habrían quedado con más de 25.000 millones de pesos.

El diario norteamericano también conoció que, para lograr recuperar la millonaria inversión que hizo en esta entrevista, CBS estaba cobrando unos 325.000 dólares por un comercial de 30 segundos durante la emisión de la misma. Asimismo, el canal recibirá un dinero importante al ‘revenderle’ la entrevista a otras cadenas televisivas del mundo.

The Wall Street Journal también conoció que al príncipe Harry y a Markle no les pagaron un solo centavo por aceptar la entrevista con Winfrey. La concedieron por su voluntad, y en algunas partes de la misma se notó que tenían ganas de desahogarse ante la opinión pública.