En declaraciones a ‘La red’, de Caracol TV, el artista contó que creció en un inquilinato ubicado en uno de los barrios más peligroso de Pasto. 

“Allí tenías que aprender a defenderte y a pelear a mano limpia o armado. Si no hacías eso, te robaban y hacían ‘bullying’”, indicó el cantante.  

Agregó que en su casa siempre tenía armas y le tocó presenciar muchas muertes cuando salía con su pandilla. 

“Siempre habían batallas campales con botellas y cuchillos. Muchos ‘pelados’ salían heridos y otros muertos”, comentó el imitador. 

A pesar de las dificultades, Burbano se alejó de las pandillas y entró a una fundación en donde le inculcaron el amor por la música, puntualizó. 

A continuación, la entrevista completa: