Tanto la web como los perfiles de redes sociales de la banda estadounidense incluyen ya el nuevo nombre que deja por fuera ‘dixie’, palabra que hace referencia a la Confederación, que en la Guerra de Secesión (1861-1865) defendían la esclavitud contra los territorios del norte, una acción que recuerda a la de marcas como Aunt Jemima, Límpido y Beso de negra.

“Damos unas sinceras y francas gracias a (el dúo neozelandés de los años 60) The Chicks por su elegante gesto de dejarnos compartir su nombre. Estamos honradas de coexistir en este mundo con estas excepcionalmente talentosas hermanas”, dijeron en un comunicado recogido por medios estadounidenses.

Las ahora llamadas The Chicks aprovecharon también para presentar una nueva y reivindicativa canción titulada ‘March March’, que hace referencia a las multitudinarias protestas antirracistas de Black Lives Matter que han recorrido Estados Unidos en las últimas semanas tras la muerte a manos de la Policía del afroamericano George Floyd.

“Usa tu voz, usa tu voto”, afirmaron en la presentación de este tema.

El compromiso político es algo que ha marcado la andadura de esta popular banda.

En 2003, el grupo formado por Natalie Maines, Martie Maguire y Emily Strayer dijo públicamente que estaba en contra de que Estados Unidos invadiera Irak.

El country es un estilo musical habitualmente relacionado con la población conservadora de EE. UU., por lo que la banda recibió durísimos ataques por parte de los fans y fue marginada por la comunidad del country (el presidente estadounidense en aquel momento era el republicano George W. Bush).

Hace un par de semanas, otro grupo de country, Lady Antebellum, también anunció un cambio de nombre: a partir de ahora se llamarán Lady A para evitar la palabra “antebellum”, que tiene un trasfondo relacionado con el racismo y la esclavitud en el sur del país antes de la Guerra Civil de EE.UU. 

La modificación del nombre de The Chicks motivó también la reflexión de una cadena de supermercados que tiene la palabra ‘dixie’, que piensa seguir su ejemplo porque asegura que su cultura es de “pertenencia, inclusión y diversidad”, según reporta TMZ, sobre la decisión que tomaría Winn-Dixie, una marca de casi 100 años en Estados Unidos.