Según el portal, las sospechas de que algo no estaba bien entre la pareja empezaron desde que personas del círculo social y familiar de Demi Lovato empezaron a dejar de seguir a Max Ehrich en Instagram.

Pese a que para varios fanáticos especularon que podría ser porque la familia de la cantante no estaba del todo convencida de las buenas intenciones del actor, lo cierto es que sí hubo una ruptura.

“Las personas cercanas a Demi han expresado que están preocupados y dudan acerca de Max”, indicó una fuente cercana a Lovato al medio.

El portal confirmó que el amor entre la también actriz y su prometido no era tan fuerte, como lo hacían ver en redes, así que terminaron con su noviazgo y a la vez con su compromiso, que sellaron en julio con un romántico beso y varias muestras de cariño.

Apenas pasaron 2 meses desde que el mundo fue testigo de la idílica propuesta, esto, sin contar con que su relación se formalizó en marzo, justo cuando empezó la cuarentena; allí los famosos decidieron empezar a vivir juntos, aseguró el informativo.

Cabe mencionar que además de la romántica propuesta, TMZ pudo conocer que el anillo que recibió la artista costó varios millones de dólares.