“Yo canto de verdad, verdad. Yo soy un tenor lírico. Lo que ocurre es que imagínate un tenor lírico en Montería, tenía más futuro un cantante de vallenato en Berlín (Alemania)”, indicó De la Espriella. 

Agregó que “adora” su profesión como abogado, pero siente que la música es su vocación. 

“Yo no he tenido preparación en la música y eso lo puede decir mi productor José Gaviria. Yo no estoy pendiente de vender discos o ganarme un Grammy, solo quiero divertirme”, dijo el jurista al programa. 

Actualmente, De la Espriella sacó un disco llamado ‘Alma italiana’, con el que quiere conquistar nuevos públicos. 

“Esa es la música que a mí me gusta. Lo que he tratado de hacer son nuevas versiones porque creo que lo bueno ya se hizo. Hay que reinventarse un poco para que las nuevas generaciones escuchen música buena ante tanta cosa que hay ahora”, puntualizó.