La medida administrativa está dirigida directamente a María Nilse González Vásquez y a María Consuelo Camelo Pineda, quienes fueron identificadas “como organizadoras, promotoras y receptoras de dineros en este esquema ilegal”, en Bogotá.

La decisión les impide a estas ciudadanas hacer operaciones de captación ilegal o recaudo no autorizado de dineros del público en forma masiva bajo cualquier modalidad, ya sea directamente o por medio de otras personas naturales o jurídicas.

Esto, porque la promoción de la pirámide prometía una ganancia de hasta $ 96.600.000 a las “mujeres guardianas” que participaran en lo que se identifica como “reciclaje” dentro del ‘Telar de los sueños’.

Además, vinculaban a mujeres prometiéndoles un regalo de aproximadamente cinco millones de pesos como líderes de su estructura. “bajo la promesa de obtener en aproximadamente 30 días una ganancia por un total de $ 36.800.000, sin que se previera el intercambio de un bien o servicio”.

A esta ganancia podrían acceder siempre y cuando invitaran cada una a dos personas más que pagaran la misma suma de dinero y éstas, a su vez, afiliaran a igual número de participantes hasta completar ocho mujeres en el nivel “fuego” requeridas para fondear el total de la suma prometida.

Por orden se la Superfinanciera, todas estas mujeres deberán devolver “la totalidad de los dineros que captaron sin autorización”. La entidad de control también le pidió a la Supersociedades que intervenga administrativamente esta firma y a la Fiscalía que adelante las investigaciones penales.