El proyecto de ley buscaba que se borrara de las bases de datos de las centrales de riesgo a las personas que habían registrado mora en sus obligaciones crediticias y que ya habían pagado.

David Barguil, uno de los ponentes del proyecto, lamentó que se hundiera la iniciativa pero dijo que tramitará nuevamente la propuesta.

“Les damos nuestra palabra de que vamos a insistir […] y que no vamos a descansar hasta poder aprobar esta importante iniciativa”, dijo en un video publicado en sus redes sociales.

En esa misma grabación, el senador Luis Fernando Velasco expresó que una de las causas del hundimiento del proyecto se dio porque el presidente de la Comisión Primera de la Cámara, Gabriel Santos, no agendó el proyecto de manera oportuna.

También comentó en el video que “era una lástima” que el representante José Jaime Uscátegui haya presentado una ponencia negativa frente a este proyecto.

La iniciativa de borrón y cuenta nueva estipulaba que las personas que cancelaran sus deudas dentro de los 6 primeros meses de vigencia de la ley, fueran retiradas de los reportes negativos, dijo El Espectador.

Otra de las metas de esta iniciativa consistía en que se redujera de 4 años a 2 el tiempo para que la información negativa estuviera reportada, señaló Valora Analitik.

La publicación económica indicó que también se tenía pensado que los reportes negativos tuvieran caducidad de 5 años y no de 10 o 14, como se tiene estipulado hasta el momento.