La idea es que los llamados influenciadores dejen claro en sus publicaciones si el contenido que comparten es publicidad o si se trata de una recomendación personal, dijo el superintendente Andrés Barreto, en Blu Radio.

El funcionario explicó en la emisora que para diseñar esta guía de autorregulación se trabaja de la mano con autoridades del Reino Unido, pues ese país es de los que más ha profundizado en la materia. También, que la agencia que regula la publicidad ya se sentó con los influenciadores para dejar claro el tema.

“Podemos identificar personas que se dedican todo el día a postear, tienen un número considerable de seguidores y, además, influyen en la decisión de consumo de ellos”, señaló Barreto en la entrevista.

En el diálogo con la cadena radial se tomaron como ejemplo a los influenciadores que recomiendan productos para la salud, dietas alimenticias y hasta “reinas, actrices y presentadoras de televisión que ponen un post medio empelotas… y el siguiente es publicidad”, comentó el periodista Néstor Morales, haciendo referencia a la manera en que estos personajes están camuflando los contenidos patrocinados.

Por eso mismo, Barreto advirtió que la idea es que en esas publicaciones se deje claro de entrada si el contenido es pagado por una empresa o no.

“Lo que estamos concertando es quién es influenciador, cuáles serían sus responsabilidades frente a lo que está ofertando y qué autorregulación le podemos imponer […] lo que no queremos es que eso llegue a una ley de la República, que sería muy complicado”, puntualizó Barreto.

Finalmente, el funcionario mencionó que las empresas que contratan a influenciadores para promocionar sus productos también tienen responsabilidad en el tema, principalmente a la hora de aclararles a usuarios en redes que ese contenido que consumen es patrocinado.