Para Mario Hernández, el incremento salarial para el año entrante debe ser más allá de la inflación causada, que está estimada en 1,9 %, según cálculos del Banco de la República.

“Nada de irresponsable tiene la idea de plantear un incremento salarial que permita a la gente, en particular los más pobres, tener una compensación adicional a la inflación causada”, señaló el empresario, en su columna más reciente en el diario Portafolio.

Hernández considera que un mejor aumento para el salario mínimo en Colombia se traduciría en justicia social, y también sería “clave para impulsar la demanda agregada”.

“Las empresas y los gobiernos pueden hacer recortes en rubros de los presupuestos que nada tienen que ver con la productividad y la eficiencia”, sentenció el empresario en su columna.

Salario mínimo 2021: propuesta de las centrales obreras

La postura de Mario Hernández va en línea con la exigencia que hacen las centrales obreras y los sindicatos en Colombia para que el aumento del mínimo sea superior al 10 %.

Incluso, representantes de los trabajadores han lanzado una cifra de hasta el 15 % de aumento, que podría fijar le mínimo en más de un millón de pesos. Sin embargo, este valor es el menos viable, según las consideraciones de los trabajadores.

Andi defiende un salario mínimo bajo para 2021

El anhelo de los trabajadores y del mismo Hernández se ha visto afectado por cuenta de la postura de los empresarios que se resisten a subir el salario mínimo más del 2 %. Este lunes, incluso, el presidente de la Andi, Bruce Mac Master, defendió la propuesta de los empresarios porque considera que un aumento superior podría traer problemas para la economía.

“El país tiene que reunirse en torno a la generación de empleo y eso simplemente al final es lógica. Si uno tiene unos puestos salariales que no sean exageradamente altos, mucha gente va a tener la oportunidad no solo de contratar, sino de contratar formal”, señaló el líder de la Andi, en Blu Radio.