El proyecto contempla que un hombre que haya cumplido 62 años o una mujer que tenga 57 años se puedan pensionar, siempre y cuando tengan mínimo 900 semanas cotizadas, de las 1.300 que se requieren normalmente (26 años de trabajo), destaca La FM.

RCN Radio señala que el promotor de este proyecto es el representante John Jairo Berrío, quien propone que los recursos para hacer realidad su iniciativa provengan de los excedentes del Fonpet (Fondo Nacional de Pensiones de las Entidades Territoriales).

“Las personas que lleguen a la edad de retiro y no tienen las semanas exigidas por ley, si están en Colpensiones, les devuelven sus ahorros. Con este proyecto buscamos que la pensión financiada exista para aquellos que tienen 900 semanas cotizadas y que no logran completar las semanas exigidas por ley cuando llegan a la edad de retiro”, señaló Berrío, citado por la emisora.

El modelo contempla una “pensión financiada”, es decir, que el 50 % se completa con los mencionados fondos de Fonpet, lo cual favorecería a las personas en estrato 1 y 2 del Sisbén.

Ese 50 % restante se distribuiría en dos partes: “Un 25 % para el fortalecimiento del sector salud y el 25 % restante para financiar el programa de fortalecimiento de cobertura y aseguramiento de la vejez colombiana (BEPS)”, señala El Espectador.

El diario capitalino señala que quienes se pensionen mediante este modelo deben autorizar a Colpensiones y a los fondos privados “a deducir de la mesada pensional la cotización a pensión, es decir, el 16 % y 8 % de la cotización en salud en el año 2021 y 4 % a partir del 2022, hasta cubrir el total de las 1.300 semanas que se requieren para adquirir el derecho pensional”.

Otras iniciativas de pensiones que no han tenido eco en el Senado

Un proyecto de Jaime Felipe Lozada, representante a la Cámara, que buscaba que los colombianos pudieran retirar parte de la plata que ahorran para pensión fue rechazado por el Gobierno Nacional por considerar que viola la Constitución colombiana.

La iniciativa les daría el aval a colombianos cotizantes al sistema de seguridad social que estén inactivos, a que retiren un total de hasta 4 salarios mínimos (3.500.000 pesos, aproximadamente) de su ahorro pensional en las AFP para mitigar los efectos de la crisis económica por el COVID-19 en sus bolsillos.

Aunque la plata, de acuerdo con el proyecto citado por el diario, debería ser restituida a las compañías durante los dos años siguientes al desembolso, el Ministerio de Hacienda destacó que esto podría reducir las mesadas de los afiliados a los fondos privados (Colfondos, Porvenir, Protección, Old Mutual) entre 5,5 % y 9,8 %.