Además, el órgano de control señaló que hay duplicidad de metas y falta de precisión al enumerar los proyectos estratégicos del plan de la Alcaldía. De igual forma, señala que faltan “algunas propuestas” de acuerdo con el programa de gobierno presentado y metas planteadas.

Agrega que “se incumple la jerarquía que debe tener la planeación del ordenamiento territorial” de acuerdo con los plazos de ejecución. Encima, señala que la programación del POT está desarticulada con la programación del plan de desarrollo anunciado por López, lo que dificultará, según la Contraloría, el seguimiento al cumplimiento del  POT.

Además, manifiesta que varias de las metas del plan tienen acciones abstractas debido a su imprecisión y en ciertos que no se asocian a un objetivo o propósito visible.

El lío de la financiación

En términos de dinero, la Contraloría manifiesta que “las cifras de la estrategia financiera, con recursos por 109 billones de pesos, muestran un crecimiento en precios constantes de 2020 del 0,57 %, o sea, 622.467 millones de pesos con relación al plan anterior, que tienen sustento antes de la pandemia”.

En ese sentido, señala el ente de control, la economía “ha sufrido una fuerte crisis con un horizonte incierto, sin desconocer que el monto calculado parte desfinanciado en 18 billones de pesos”, es decir, un 17 %.

Las inquietudes de la Contraloría no se quedan ahí. Señaló que las estrategias y acciones para la reactivación económica del Distrito buscan mantener lo propuesto sin que se tenga en cuenta la situación actual de pandemia.

Agrega que la reactivación se limita “a escasas soluciones en apoyo, incentivo y promoción para algunos sectores económicos” de la ciudad y no se considera la aplicación de más alternativas.