Líderes del gremio de restaurantes y gastrobares coinciden en que, para recuperar la estabilidad del sector y los empleos perdidos por cuenta de la pandemia, es necesario evitar un nuevo confinamiento.

En diálogo con Dinero, el presidente de la Asociación Colombiana de la Industria Gastrónoma (Acodres), Guillermo Gómez, expuso que, en septiembre, las ventas del sector tuvieron una mejoría del 32% frente a los meses anteriores, lo que no significa una regreso al rendimiento de años anteriores.

“Mucha de la informalidad no tuvo cuarentena, porque todos debemos salir a buscar nuestra subsistencia, ya que nuestro Estado no es tan fuerte para que nos garantice la supervivencia”, expresó Gómez.

Cifras apuntadas por el mismo medio revelan que solo el 24% del total de restaurantes pudo acogerse al modelo de ventas por medio de domicilios, cuando antes de la cuarentena ese canal no representaba ni el 25% de los ingresos de los restaurantes.

Desde su cuenta de Twitter, Acodres hizo un llamado a recordar la importancia de las medidas de bioseguridad para la continuidad de las operaciones el sector.


Además, Semana reveló que, según información proporcionada por la misma agremiación, ya se han tenido que cerrar 18.000 restaurantes en Bogotá, así como 12.000 bares en todo el país.

Y, si llega otro confinamiento, Acodres estima que las pérdidas para la industria no serán menores a los 7 billones de pesos.