Nike limpiará y/o arreglara tenis ligeramente usados y devueltos por los compradores y los venderá a precios más bajos, un servicio cada vez más ofrecido por los minoristas para reducir el desperdicio de los consumidores, publica la agencia Reuters.

El mecanismo ya está disponible en algunas tiendas en Estados Unidos y “pronto” lo estará en  otros15 locales, según la firma, que presenta esta iniciativa como un ejemplo de economía circular.

Nike declaró que limpiaría a mano los tenis de deporte poco gastados, unidades que estuvieran nuevas o que fueran ligeramente imperfectas y las revendería “a un precio asequible para los consumidores” en determinadas tiendas Nike.

La idea es recuperar calzado devuelto por los clientes hasta 60 días después de la compra, inspeccionarlo y, en el caso de aquellos productos que todavía pueden venderse, se recuperarán y desinfectarán a mano.

El sistema contará con tres categorías: “como nuevo”, “ligeramente usado” y “con defectos estéticos” para el calzado con problemas de fabricación.

El precio de la reventa dependerá de la categoría y dependiendo como le vaya a esta nueva propuesta en Estados Unidos, podría ampliarse en el resto del mundo.