Según un comunicado de la Contraloría, las irregularidades se presentaron en la ejecución de un contrato suscrito en 2013 entre la “entidad estatal (Fondo de Adaptación) con Sacyr para construir los puentes Hisgaura, La Judía y otro en el denominado Sitio Crítico 43, que hacen parte de la carretera entre Los Curos y Málaga, en el departamento de Santander”.

El Hisgaura, particularmente, ha sido motivo de controversia desde noviembre de 2018 por las ondulaciones que aparecieron en su estructura, las cuales podrían comprometer su funcionamiento, según algunos expertos.

La agencia Efe informó que el contralor delegado para Infraestructura, Sebastián Montoya, precisó que fueron halladas tres irregularidades. La primera tiene que ver con “un hallazgo fiscal por 5.670 millones de pesos (…) por la ampliación del tiempo”, ya que la obra tenía que haber sido entregada en 2018 y todavía no se ha efectuado.

Otro detrimento patrimonial tiene que ver con que no se construyeron los puentes La Judía y Sitio Crítico 43, por lo cual la Contraloría “considera que se realizó una gestión antieconómica en su ejecución”. Y es que “se invirtieron 1.885 millones de pesos y no se encontró físicamente obra alguna que mejore las condiciones ni geométricas ni de seguridad de la vía”.

Una tercera irregularidad hace referencia a que Sacyr no utilizó los diseños que le habían entregado de la obra, por lo que “la Contraloría evidenció un detrimento” cuantificado en 629 millones de pesos (unos 202.000 dólares).

Sacyr volvió a señalar que la obra está lista para su entrega, pero el Fondo de Adaptación todavía no la ha recibido para su inauguración y puesta en servicio. El asesor de asuntos públicos de la compañía, Carlos Rosado, dijo a Blu Radio que en cuanto a las críticas estructurales, el puente “es una estructura segura, estable, duradera y lista para entrar en servicio“.

Sin embargo, sobre los hallazgos de la Contraloría, Rosado aseguró que los costos adicionales “están debidamente soportados”, mientras que sobre los diseños originales aseguró que “no eran viables”.

El viaducto de Hisgaura tiene 653 metros de longitud y está construido a una altura de 148,3 metros, que lo convierten en el más elevado de Suramérica. Su construcción requirió una inversión de 100.000 millones de pesos.