Todo obedece a la entrada en vigencia de una ley que busca evitar y prevenir la obesidad infantil en México. En este cambio a la Norma Fiscal Mexicana se establece que el etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas debe estar libre de animaciones y dibujos animados que llamen la atención de los consumidores más jóvenes.

Con esto, personajes como “El Tigre Toño” “El Osito Bimbo”, “Chester Chetos” “Gansito”, “El elefante Melvin”, “El Conejo Trix”, ya no estarán en los empaques de ponqués, cereales y frituras, tal como lo indica El Heraldo de México.

Además de los mencionados personajes animados, famosos y deportistas tampoco podrán aparecer en las etiquetas de los productos para promocionar las marcas.

Muchos han dado a conocer sus opiniones sobre las medidas adoptadas por las empresas por orden de la ley. Hay quienes consideran que acciones como estas contribuyen a salvaguardar la salud de la ciudadanía.

Ya marcas como Cheetos anunciaron los cambios de presentación de sus comestibles.

De momento, no se han tomado medidas similares en países donde las mencionadas marcas están presentes, entre ellos Colombia.