López Obrador, que dio positivo el pasado 24 de enero en las respectivas pruebas PCR, manifestó que por el momento no utilizará en eventos públicos el tapabocas, elemento de protección que ayuda a prevenir la propagación del coronavirus.

“No, no lo usaré. De acuerdo a lo que me plantearon los médicos, ya no contagio”, puntualizó el mandatario este lunes en su tradicional conferencia de prensa matutina desde el Palacio Nacional.

A pesar de las recomendaciones del subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, el presidente mexicano reiteró que no utilizara la mascarilla debido a que ya tuvo la enfermedad.

El jefe de Estado, no obstante, aseguró que respeta las sugerencias del funcionario. Además, señaló que la principal razón por la que contrajo el COVID-19 fue porque no recibió ninguna vacuna.

“¿Por qué me contagié? Porque tengo que trabajar como millones de mexicanos, ni modo que me quedara todo el tiempo encerrado. No se puede vivir encerrado. Me cuidé, guardé mi sana distancia, pero me tocó”, añadió.

Andrés Manuel López Obrador, que retomará sus giras por todo el territorio nacional, finalmente enfatizó que en México el uso del tapabocas no es obligatorio. “Todo es voluntario. Lo más importante es la libertad y cada quien debe asumir su responsabilidad”, concluyó.

En el país latinoamericano, según las últimas cifras reveladas por la Universidad John Hopkins, se han presentado hasta el momento cerca de 1,92 millones de contagios confirmados y 166.200 muertes vinculadas al coronavirus, siendo uno de las naciones más afectadas con la pandemia.

Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, se niega a usar tapabocas en público