De acuerdo con el estudio, la pandemia del COVID-19 está descendiendo en todos los países que componen la Unión Europea. Asimismo, enfatizó que ninguna nación presenta un crecimiento fuerte de contagios.

“Portugal con incidencias aún enormes (1,5 %), seguido de España, Eslovenia y República Checa (0,8 %) son los territorios donde actualmente menos retrocede la propagación del SARS-Cov-2”, precisó.

El informe, que fue enviado a la Comisión Europea el pasado viernes, también señaló que en Europa han bajado en un 30 % los casos de coronavirus en las últimas tres semanas, coincidiendo con el comienzo de la vacunación masiva.

Aunque muchas personas no ha recibido la segunda dosis del biológico, la Unión Europea ha aplicado cerca de 13,5 millones de vacunas, mientras que el Reino Unido ha administrado más de 11 millones.

Israel, que es el país del mundo donde la inmunización va más adelantada, ha presentado una disminución en las hospitalizaciones por COVID-19 de adultos mayores, los cuales recibieron el tratamiento de manera prioritaria, informó el diario El País.

El impreso ibérico, además, recalcó que los infectados ingresados en centros médicos han descendido rápidamente en las ciudades de esa nación que más personas han recibido el fármaco contra la enfermedad respiratoria.

“Las incidencias todavía son muy grandes pero están estancadas o en retroceso. De momento, la tendencia es buena. Destacamos la evolución de Gran Bretaña, con nueva variante incluida”, agregó el estudio del BIOCOMSC.

El informe, por último, enfatizó que “el punto crítico sigue siendo la ocupación de las UCI en Portugal” debido que continúa creciendo y actualmente está al 100 %, aunque los contagios han bajado.