Medellín y Bogotá ocuparon el tercer y cuarto puesto respectivamente, entre las urbes en donde las personas deben destinar una mayor cantidad de ingresos para adquirir una casa en varias ciudades de Latinoamérica, señaló un informe de la Veeduría Distrital.

Los 12 y 15 años que puede tardar un hogar en pagar la totalidad de la vivienda en la periferia sur y suroccidental de la capital del país, en donde hay población de más bajos ingresos, contrastan con los 4 y 5 años que demoran, en promedio, las personas de clase alta en cumplir esta misma meta, informó la entidad.

Asequibilidad de la vivienda por ciudades. Veeduría Distrital

En ese sentido, la Veeduría destacó que, en el caso bogotano, un hogar tiene que contar con casi 19 veces su ingreso anual para hacerse acreedor de una vivienda propia. Este fenómeno puede verse reflejado en la siguiente gráfica, que demuestra la relación entre precio e ingreso de las personas y la totalidad de tiempo que pueden demorarse en pagar una casa.

 

Asequibilidad de la vivienda por ciudades. Veeduría Distrital

La falta de suelo disponible para hacer nuevos proyectos en esas zonas y la disminución de la oferta de predios para este segmento de la población en los últimos años pueden ser parte de este fenómeno, añadió el estudio, y agregó que los resultados de este análisis muestran una reducción con respecto a la de años anteriores.

Por otra parte, el informe destacó que una de las soluciones frente a este problema puede ser el acceso a créditos orientados a adquirir vivienda nueva a través de programas apoyados por el Distrito como ‘Mi casa ya’.