En una entrevista con Pulzo, Martín Santos manifestó que si se lanzara a la política su primera propuesta sería despenalizar por completo las drogas, iniciativa que ayudaría a reactivar la economía en Colombia.

“Es una iniciativa bastante controversial en un país tan conservador y que ha sufrido tanto con el narcotráfico, pero es que es una guerra que el mundo ya perdió y que los narcos ganaron hace rato”, afirmó.

Santos, igualmente, precisó en este mismo medio que Colombia viene haciendo lo mismo por cerca de 50 años para acabar con el tráfico ilegal de estupefacientes y no ha funcionado. “Eso es la definición literal de la demencia, esperar que algo cambie haciendo lo mismo por tanto tiempo”, recalcó.

Aunque puntualizó que no aspira ocupar en algún momento un cargo público, el hijo del expresidente Juan Manuel Santos indicó que se identifica con las ideas progresistas y con algunas posturas de los liberales y el partido verde.

“No me siento identificado con ningún partido como tal. Pienso que los extremos son perjudiciales para la democracia y la salud. Me considero de extremo centro, como lo dijo mi padre en alguna oportunidad”, agregó en Pulzo.

El joven abogado, que durante el diálogo se refirió a su relación con Vicky Dávila, también habló sobre el futuro de Colombia y cómo podría recuperarse el país de la crisis que afronta por la pandemia.

“El desempleo también mata, al igual que el Covid-19. De mil maneras se le ha dicho al Gobierno que tiene que explorar alternativas para reactivar la economía, una de ellas es incursionar en temas de emprendimiento”, señaló Santos, quien además reiteró que el país debería trabajar más en la industria del cannabis.

Martín Santos, por último, enfatizó en Pulzo que todavía mantiene una relación cordial con Tomás Uribe. Incluso, afirmó que se chatean de vez en cuando, pese a la rivalidad que existe entre sus padres.