La Ley fue aprobada por el Congreso y tiene como objetivo combatir el desperdicio de alimentos en Colombia, pues, según Noticias Caracol, en el país se desaprovechan 9 millones de toneladas de comida anualmente.

En conclusión, este tipo de compañías deberán entregar a entidades sociales y sin ánimo de lucro los alimentos que no logren vender o repartir en sus eventos empresariales.

Además, El Tiempo informó que la norma también establece que los productores y comercializadores de alimentos agropecuarios e industriales deberán ejecutar un plan de acciones que prevengan el desperdicio de sus productos.

“Tenemos el reto de acabar con el hambre en Colombia. En un país que se bota comida suficiente para alimentar a ocho millones de personas al año, el hambre es un crimen”, dijo al diario Juan Carlos Buitrago, director de la Red Banco de Alimentos.

Para entrar a regir, a la iniciativa solamente le hace falta la sanción presidencial por parte de Iván Duque.