Walmart aceptó pagar unos 144 millones de dólares de multa a la autoridad bursátil estadounidense (Securities and Exchange Commission, SEC) y otros 138 millones aproximadamente al departamento de Justicia, informó la SEC.

El gigante de la venta minorista fue acusado de dejar que sus filiales en Brasil, China, India y México recurrieran a terceros para sobornar a las autoridades locales y de esa manera facilitar la implantación de la empresa en esos mercados.

En México un ex abogado de la filial local de Walmart admitió en 2005 haber supervisado durante muchos años un sistema de pago a autoridades locales para obtener permisos y licencias de explotación.

Walmart Brazil, en tanto, contaba con un intermediario que le aseguraba rápidamente autorizaciones para construir tiendas.

En India entre 2009 by 2001 se pagó a intermediarios a cambio de permisos para abrir locales. Esos pagos figuraban en la contabilidad como “gastos varios” o “gastos profesionales”.

En China las autoridades estadounidenses descubrieron varias actividades fraudulentas entre 2003 y 2011.

AFP