El 54 % de esa muestra expresa su preocupación por perder el trabajo durante el próximo año, apuntó la multinacional Ipsos en su informe.

La encuesta, que según la firma fue hecha para el Foro Económico Mundial, establece que la incertidumbre laboral varía dependiendo del país. Por ejemplo, tres de cada cuatro trabajadores en Rusia temen quedarse desempleados, mientras que ese fenómeno ocurre con solo uno de cada cuatro empleados en Alemania.

Ipsos señala que en el mundo, el 17 % de los empleados está muy preocupado, mientras que el 37 % está algo preocupado; no obstante, el indicador podría ser una señal de alerta.

Entre los países más intranquilos por perder el trabajo en el próximo año están Rusia (75 %), España (73 %) y Malasia (71 %).

En contraste, ese fenómeno solo ocurre en el 26 % de los encuestados en Alemania, en el 30 % de los consultados en Suecia y en el 36 % de los entrevistados en los Países Bajos y en Estados Unidos. Aún así, las cifras son bastante representativas.

Ante este panorama, Portafolio apunta que la intranquilidad está ligada a la angustia colectiva que ha desatado la crisis por el coronavirus y al aumento de infecciones en Europa.

De hecho, el diario recuerda que la Organización Internacional del Trabajo destacó que el daño económico causado en el segundo trimestre del año fue equivalente a 500 millones de puestos de trabajo.

¿Posibilidad para adquirir nuevas habilidades?

La encuesta de Ipsos apunta que es más probable que los trabajadores digan que pueden desarrollar las habilidades necesarias para los trabajos del futuro a través de su empleador actual (67 %), que reconocer su preocupación por perder el trabajo.

¿Será esta una condición que resulta del miedo a ser despedidos durante la pandemia?

Acá, el informe del Foro Económico Mundial sobre el desempleo:

Acá, la ficha técnica de la encuesta hecha por Ipsos:

Ficha técnica de la encuesta de Ipsos
Ficha técnica de la encuesta de Ipsos