Pese a que todavía es muy temprano para hablar de una revolución organizada de los pequeños inversionistas contra los grandes lobos de Wall Street, lo cierto es que estos especuladores aficionados tienen contra las cuerdas a fondos de inversión como Melvin Capital, uno de los más famosos en el mercado de acciones, tal como lo resalta The New York Times.

Hay en Wall Street y en el mercado de acciones una práctica que en algunos países es ilegal y en casi ningún país está bien vista: las ventas en corto (‘short selling’, en inglés).

Consiste en que los inversionistas esperan a que las acciones de una empresa caigan para tomar acciones prestadas que otro inversionista haya hecho de esa compañía para venderlas. Si efectivamente el valor de las acciones cae, el especulador las compra de nuevo a un precio más bajo y se las devuelve a su prestamista, quedándose así con la diferencia. Como quien dice, al caído caerle.

Por lo general, los analistas de Wall Street van a la fija cuando postulan las acciones de una empresa para hacer compras en corto, pues saben que es casi imposible que las acciones suban, causando serios problemas para los inversionistas.

Lo que no se esperaban los experimentados de Wall Street era que una empresa, un nombre, una tienda los dejara viendo un chispero: GameStop.

¿Qué es GameStop?

Es una tienda física de videojuegos, consolas de videojuegos y artículos relacionados con el entretenimiento digital fundada en 1991 y con sede en Gravepine, Texas.

La empresa ha llegado a tener más de 5.500 tiendas minoristas en Estados Unidos, aunque con algunas sucursales en Canadá, Nueva Zelanda, Australia y otros países de Europa.

¿Qué pasó con GameStop?

Dado que GameStop vende productos físicos, la empresa tuvo que enfrentarse al auge de la venta digital de videojuegos, lo que produjo una debacle en ventas, intensificada por la pandemia del coronavirus

Por eso, fondos de inversión como Melvin Capital estaban vendiendo en corto acciones de GameStop, con la convicción de que la empresa caería cada vez más con el paso de los días.

Sin embargo, en un foro llamado Wall Street Bets, del sitio web Reddit, comenzó a gestarse una estrategia para darle fuerza a GameStop por medio de inversiones. Los participantes se pusieron de acuerdo y, en cuestión de días, lograron que el mercado de GameStop pasara de 2.000 a 24.000 millones de dólares, lo que supone un aumento de 1.700 % en sus acciones desde diciembre. 

De inmediato, Melvin Capital retiró su estrategia de ventas en corto pero no logró evitar el golpe. Mientras tanto, pequeños inversores ven aumentar sus ganancias gracias al crecimiento de las acciones que ellos mismos gestaron en contra de todo pronóstico. 

Pablo Batista, un desempleado de 25 años, ganó en un solo día 11.400 dólares provenientes de GameStop, tal como The New York Times lo resalta. “Es ridículo. Es una locura”, dice el joven.