Aunque los sondeos a nivel nacional dan ventaja al demócrata Joe Biden ante el presidente Donald Trump, la carrera es cerrada en varios estados clave y los resultados definitivos del escrutinio podrían no estar listos el martes por la noche.

Según Art Hogan de National Holdings, los agentes del mercado están listos para voltear la página de una campaña presidencial tensa.

“En las próximas 24-48 horas, uno de los tres principales motores del mercado, que es la incertidumbre sobre las elecciones estadounidenses, debería perder intensidad”, vaticinó el experto.

“Los otros dos, que son la política presupuestal y el avance del virus (COVID-19) continuarán actuando durante un cierto tiempo”, consideró Hogan.

El mercado debería estabilizarse luego de la reciente volatilidad, concluyó.

Por su parte, en analista Craig Erlam, de la firma Oanda, indicó citado por la agencia Efe que las elecciones son solo “uno de los eventos de mayor riesgo esta semana”, ya que se suma el papel de bancos centrales como la reserva Federal “en las últimas semanas del año”.

“Y el informe de empleo del viernes casi está fuera del radar, por no mencionar el COVID-19, que está forzando a Europa a volver a los confinamientos y al borde de una segunda recesión. La carrera para salvar la Navidad está en marcha”, añadió.

En otros mercados, el petróleo de Texas subía a 38,22 dólares el barril; el oro ascendía a 1.904,20 dólares la onza; el rendimiento del bono del Tesoro a 10 años repuntaba al 0,882 % y el dólar se debilitaba frente al euro, con un cambio de 1,1716.